Abel Bailone, boxeador

La nobleza de un campeón.


Abel Celestino Bailone fue un medio pesado con un corazón enorme. Fue campeón argentino y sudamericano, debutó como profesional el 12 de marzo de 1976 y dos años más tarde ya reinaba en el país. Un 12 de mayo de 1978, en Villa Mercedes, le ganaba por puntos a José Cerrezuela y se quedaba con el cetro argentino. Lo defendió exitosamente en cinco oportunidades. El 22 de junio de 1979 se consagró monarca sudamericano. Esta vez la víctima de turno fue Juan Espínola, a quien noqueó en el octavo round. Dueño de una gran valentía. Argentina hubiese tenido campeón por muchos años más, pero un desprendimiento de retina le jugó una mala pasada y tuvo que decirle adiós al boxeo.

Galería:

Compartir esta nota: